Romance a una señora

Más hermosa que cortés,
donde la virtud caresce,
el culo, no le negués,
qu’en el gesto le tenés,
si en las nalgas os fallesce.

Y si hay algún primor
para no tener ninguno,
yo digo que algún gordor
el coño y el salvhonor
os ha hecho todo uno.

Assí como Dueratón
pierd’el nombre entrando en Duero,
assí por esta razón
perdió el nombre ell abispero
cuando entró en el coñarrón.


Poema Romance a una señora - Diego Fernández de San Pedro