Redundancias

Cuando pienso en tus labios, muchacha sin historia
-tu diminuta fruta de carne y caramelo-,
Una paloma blanca se posa en mi memoria
Y una dulzura dulce, dulcifica mi anhelo.
Cuando a través del tiempo que silencioso avanza
Un algo indefinible me anuncia tu presencia,
Una ave extraña y verde se posa en mi esperanza
Y una alegría alegre, alegra mi existencia.
Pero cuando comprendo en medio de mi asombro
Que el corazón perdona, pero jamás olvida,
Un pájaro de luto se me posa en el hombro
Y una tristeza triste, entristece mi vida.



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema Redundancias - Luis Mario