Piso mundo

Hoy postergaré mi preocupación por ti hasta ayer
Y miraré haber qué pasa en el mundito nuestro de cada día.

La globalización/ dice el diagnóstico del tiempo/ va a llover
Sobre todo lo que tenga alma en la tierra.

La globalización… hum… me escuece ese concepto/
Me rasco entonces la cabeza/ ¿qué será eso?

¿Acaso la carcajada de los nutrientes idos a una fiesta/
Dejando a las pancitas de niñitos olvidados como globitos/
Y ellos pasan entonces flotando sobre la indiferencia?

Duele eso/ como duele que el amor este famélico/
Inflado por la nada de lo insustancial.

Las armas acríticas de obstrucción masiva también son noticia
Que se come uno cada día hasta el hartazgo de la cabecita.

Son armas que pasan volando sobre quimeras.

Son peligrosas esas quimeras.

Desatan guerras totalmente factibles y odios tiniebla del alma.

Pero hay muerte y la sangrecita corre de verdad, ah.

Entonces los murciélagos del rencor se chupan la opción azul por la vida/
Y desatan a los sacerdotes que se sacrifican por su alucinante parnaso.

Y los corderos sacrificados entre dos torres/ ¿acaso alguien les avisó
Que venían los leones de damasco?

¿Y la mesopotamia ardida que tragó azufre en la mala hora?
¿porqué le quieren ordeñar el oleaginoso líquido negro a las vacas asirias?

Y respecto a las artes/ las buenas y bellas claro está/
Por ejemplo el cine.

Veamos/ se ha estrenado El Imperio Contraataca.
Luego viene el Imperio se Atraganta Contigo.
Se completa la saga con el Imperio te Vigila desde Arriba.

¡Oye tú Imperio! (disculpen la irreverencia y volumen alto)
¡Mira!… y el poeta le hace un mohín a su satélite de la guarda.

Esas alambradas le duelen al poeta/ que quiere salir de este guetto contenido/
Por eso grita y patalea.

Y pone su granito de verso para sembrarse lo solidario/
Esa bandada de gaviotitas lindas/ que pasan ahora mismito por su alegato/
Y que surcan los mares buenos.

Definitivamente no es el día del poeta. Disculpas son pedidas nuevamente.

El poeta ha transcurrido toda su perplejidad con estas ideotas.

El poeta no es ningún idiota/ sólo que se tapa los oídos
Con la poesía para no escuchar idioteces.

Disculpen lo cáustico/ pero el mundito está así de ordenado.

A otro tema…

Bueno/ el diagnóstico del tiempo dice que la temática
Ya no calentará más por hoy.

Entonces amiguita/ dime ya que sí y veámonos en Marte/
O en la solidaria lunita de mis cuitas/ ¿ya?


Poema Piso mundo - Alberto Hermoza