Pequeño desafío

No quiero
superar a la muerte.
Sólo (y más que eso),
deseo tragarla,
aplicarle una furia intestinal
que nunca olvide.
Y así, ya mía,
expulsarla del inverso paraíso
que es mi vientre.

Después que me mate.

Ya habremos partido.


Poema Pequeño desafío - Julieta Valero