Oficio

Soy cura
Y qué
Otros buscan perlas en el fondo del mar
O instalan ojos y oídos humanos en la estratosfera
Yo trabajo en éste y en el otro mundo
Yo tengo el poder de expulsar demonios de las computadoras
Yo transformo leprosos en arcángeles
Y mujeres de Lot en estatuas de sal
Yo me visto como ni los mismos reyes para celebrar la Misa
Yo hablo todas las lenguas de Pentecostés y algunas otras nuevas
Yo soy la mano de Dios que borra los pecados más increíbles
Yo soy el espejo de Dios que camina por la historia sagrada
Otros tocan la flauta a las serpientes artificiales
Yo resucito muertos
Soy cura
Y qué.


Poema Oficio - José Miguel Ibáñez Langlois