Obsesión

Hay un fantasma que siempre viste
Luctuosos paños, y con acento
Cruel de Hamlet a Ofelia triste,
Me dice: ¡Mira, vete a un convento!
Y me horroriza prestarle oídos,
Pues al conjuro de su palabra,
Pueblan mi mente descoloridos
Y enjutos frailes de faz macabra;
Y dicen salmos penitenciales
Y se flagelan con cadenillas,
Y los repliegues de sus sayales
Semejan antros de pesadillas…
En vano aquella visión resiste
El alma, loca de sufrimiento:
Los frailes rondan, la voz persiste,
Y como Hamlet a Ofelia triste,
Me dice: ¡Mira, vete a un convento!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema Obsesión - Amado Nervo