Mi corazón, repartido

Mi corazón, repartido
entre la ciudad y el campo.

¡Luminarias de la noche!
¡Mis verdes sauces llorones!

¡Ay claras confiterías
de anises y de piñones!

¡El olor a trementina,
a suave alcol de romero
del bosque!

¡Novia azul en la baranda
de los últimos balcones!

¡Novia del monte,
pobre!


Poema Mi corazón, repartido - Rafael Alberti