Noviembre

Sólo una sombra sucia, un pudridero
Transminando su hedor, ¿eso es noviembre?
O una plaza con flores que se siembren
En tierra y paz de amigos que aún espero.
¿No sientes golpear a medianoche
Una rama en el viento, una llamada
Al fondo de un pasillo, casi helada,
El alarido roto de dos coches?
Al despertar, de pronto, ¿ya es la muerte?
Un féretro, una marcha, un concejal,
La sucinta reseña… y el final.
O al despertar, de pronto, ¿Dios, qué es esto?
La rubia luz que tanto nos divierte.
La voz amiga: – Y bien, todo dispuesto.


Poema Noviembre - José Julio Cabanillas