Notas de viaje

Letargo de una ciudad que nos va perdiendo
En la intimidad de su tiempo

Mirar hacia la luz del día
a las manos nacidas para andar en estrecho
al sendero que aun abre su paso al dolor
a la vana esperanza de un cambio

La lejanía se disculpa

El viento se detiene, a la escucha
Para volver a robarse las palabras

Contradictorio amor que arremete contra la pared
Sentimiento y razón

Y este tango que no cesa.


Poema Notas de viaje - Jorge Bousoño González