NiÑo suicida

Preguntó
Si era pecado
Quitarse la vida
Y no le hicieron caso.
No habló con nadie
Los últimos días.
¡Ah ¡ murientes rostro de la noche
No pronuncien palabras
Ante el olvido
De una desterrada vida.
Bájenlo con cuidado
Aun se mece en la pared
La delgada sombra de su cuerpo.
¿Quién lo hubiera pensado?,
Murió en su propia casa,
Y los suyos
No le hicieron caso…


Poema NiÑo suicida - Reyes Gilberto Arévalo