Muerte (i)

A mi madre

Insomne y acechadora
Ausencia que me rodea
Para que mi vida sea
Bocado para el ahora.

Viento blanco, negro fuego:
De las entrañas me nace
Su doble fuerza. Deshace
Los versos que no le entrego.

En su remanso vacía
Los pensamientos mi mente.
Va manando de su fuente
El hilo de mi poesía.

En paz, sus ojos despejan
Las dudas de mi pupila,
Mientras su luna vigila
Lo que los míos reflejan.

Desde la hondura infinita,
Su amor me posa en lo alto
Y rompe el molde del salto
Para que no se repita.

Futura está en mi presente,
Y mi presente en su mano.
Su imagen, último arcano,
Se revela de repente.


Poema Muerte (i) - Luis Ángel Barquín Villaverde