Matutina

¿Quién eres la mañana de las moscas?,
¿de los ruidos capaces de devorar granadas?
Manzanas que se pudren en floreada bandeja.
¿Quién eres cuando oscuro
no has encendido tu voluntad lumínica?
¿Quién eres tú?
¿Dónde pasaste la noche?
¿Qué intervalos de misterio aparecen
en tus rodillas carcomidas por el insomnio?
¿Adonde irás esta mañana?
La grandiosa Gran Diosa de la masa
tiene la sal del pan que amasaba aquel hombre.
Era sí de sudor. Y era de lágrimas.


Poema Matutina - Eduardo Langagne