La arboleda luctuosa giraba como el mar

La arboleda luctuosa giraba como el mar. Cayó lluvia. Sobre la calle quedaron unas piedras, chicas, y otras más grandes; eran muchísimas; parecían pedazos de […]



Murciélago de fantasía

Esta noche un solitario habitante de las paredes se decidió a andar, oh, murciélago de oro y azul, bicheja todo de luz y telaraña, te […]



Los hongos nacen en silencio

Los hongos nacen en silencio; algunos nacen en silencio; otros con un breve alarido, un leve trueno. Unos son blancos, otros rosados, ése es gris […]







Siempre salgo

Nos encontramos en el manzano. Era una noche cerrada, oscura. Me dijo: ¿Paseas? Contesté: Siempre salgo. El dijo: Yo, también, siempre salgo. Pero, en ese […]



Clavel y tenebrario (fragmentos)

A mi hermana Nidia (“…su nombre, Nidia, brilló en las más altas torres por muchos años “.) 1 Cuando se dieron cuenta, la tragedia ya […]