Los sonetos del mar iv

Belleza misteriosa y fugitiva;
Belleza que es belleza en ci instante.
Insinuación celeste en el errante
Misterio. Azul y rosa en aguaviva.

En lúcida presencia, en deslumbrante
Y súbita apariencia, llama esquiva,
Ostentada en la faz de quien la aviva
Para el contemplador, para el amante.

En sus tres pianos, transitorio vuelo.
Auroras y arco iris en ci cielo.
En la tierra, las aguas y las flores.

Y ¿en el mar? En el mar, mayor riqueza:
En ondas verdeazules, la belleza
Que pasa, con vejamen de primores.


Poema Los sonetos del mar iv - Evaristo Ribera Chevremont