Los latidos y el silencio

a Marilor Statsch
La anaranjada estela de un misil
vale
lo que no alcanzan
las anaranjadas hojas de las hayas
en el otoño.


Poema Los latidos y el silencio - Ketty Alejandrina Lis