Los ídolos

Vi los ídolos caer
caían sin reino. Vi los dones por la sangre en los dedos
grises pasos la quema del ángel y San Pablo
acaso en la piedra sin guardianes.
La ciudad duerme entre salmos
reacios líquenes trapecios/luces silentes.
Por las avenidas cortas intuí frases duras.
Hoy tendremos al centro leyes/viajes
sexo/a-nexo julio o túnel en puente y nada palpé.
Venganzas primitivas al igual difieren
en el río ennegrecido por las pasarelas
un amor mil veces Vil.
Vi los ídolos caer y extraño
caían sin reinos.


Poema Los ídolos - Antonio Armenteros Álvarez