Llueve en viena

Llueve en la regia Viena
y mi café está austriaco,
y siento miedo pero estoy contento
y parece que el mundo esté gastado
como un abrigo viejo,
con esa mezcla de ternura y pérdida
que sólo tiene el tiempo en la distancia.
Las palabras ajenas convierten mi café
en un amargo ensueño
y todo es diferente desde su semejanza.
Llueve en la regia Viena
y mi café está austriaco,
hasta las cosas simples y menudas
se hacen extrañas en la soledad
y los velados signos se encienden candorosos.


Poema Llueve en viena - Alberto Carpio