Letrilla xiv

El columpio
Entre un alto roble
Y un verde nogal
Un columpio hermoso
Solemos colgar;
Aquí las pastoras
De todo el lugar
Vienen a mecerse
En grato solaz.
A la que más quiera
La impelo fugaz
Y va hendiendo el aire
Como una deidad;
Y en graciosa risa
Quiere sujetar
La fina arandela
Del rico sayal:
Se rompe el columpio,
Ella una voz da,
Y al salto, en mis brazos
Logrela estrechar.


Poema Letrilla xiv - Serafín Estébanez Calderón