Letargo

Chopin, como en un descuido,
Dice cosas… ¡tantas cosas!,
Que vuelan sus mariposas
Melódicas a mi oído.
Las sombras han invadido
La habitación perfumada;
Cierra los ojos mi amada
Y pienso, al tocar su mano,
En un suspiro del piano
Que se ha dormido en mi almohada.
Cuando después del sopor
Triunfa Morfeo travieso,
Beso los hombros, y beso
Los párpados de mi amor.
Lanza el marfil soñador
Los ecos de una sonata;
A un tiempo mi celo trata
De ser silente y sonoro,
Mientras cuida su tesoro
Mi corazón de pirata.


Poema Letargo - Luis Mario