Lenta llega la noche

Lenta llega la noche.

Se demora también el corazón

En estos árboles.

Y tú sigues ahí,

Transparente y dichosa,

Bajo el dintel callado del crepúsculo.

Con una vara

De blancas azucenas

Temblándote en las manos.


Poema Lenta llega la noche - Miguel Florián