La sombra de otros dÍas

Pero, ¿alguien ha existido alguna vez

Que no se retorciera de dolor por la dicha pasada?

John Keats

Bien lo sé, somos criaturas del aire,

De las corrientes aguas, puras, cristalinas,

De los árboles que se están mirando en ellas.

En un instante sube por nuestros brazos,

Salvaje y espléndida,

La inmediatez de la vida;

Al siguiente algo nos dice

Que muy pronto será tarde y será octubre.

Pero seamos cautos:

A la sombra de otros días

Esperan

El dulce veneno de los versos

Y el mar abierto a la aventura.

A un paso del infierno

Acecha el paraíso.



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema La sombra de otros dÍas - Angeles Carbajal