La desilusiÓn

Te azota.
Trenza un látigo de lianas secas.
Se mofa
-manojo de flores marchitas
que se agita frente a tu rostro-.
Te obliga a respirar aire doliente,
a beber agua estancada.
Distrae tus oídos con sonidos quejumbrosos.
Coloca un velo oscuro al paisaje que ansias.
Hace tu vino agrio,
espina tu mano cuando tomas tu copa.



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema La desilusiÓn - Eduardo Langagne