El reloj de arena

Mis palabras se van como esta arena Por el paso sin luz de la garganta Que estrecha su caudal y que decanta Las horas, los […]



SÓlo una fruta

Mis hijos son pequeños todavía. Diariamente en la mesa, Llega la hora de la fruta, Y tengo que pelar una manzana O una naranja. Yo […]



La partida

Contigo mano a mano. Y no retiro La postura, Señor. Jugamos fuerte. Empeñada partida en que la muerte Será baza final. Apuesto. Miro Tus cartas, […]