TÚ que sabes tantas cosas

TÚ que sabes tantas cosas, Dime por qué vuela el pájaro; Por qué crecen las espigas; Por qué reverdece el árbol. Por qué se alumbran […]



La sombra y la muerte (i)

Ya con la sombra me asombra Lope de Vega Pienso que sigue al eco prolongado del mar, en su sonora voz oscura, “aquella voluntad honesta […]



La noche y el día (ii)

A Carmela, bailarina clara Carmela, más que nubes, más que nieves, más que plumas, que espumas, más que albores, tejen dorados hilos zurcidores la aurora […]



Suena

SUENA tu voz lo mismo que un lamento O que un grito perdido en lejanía; Como una luz que hiere el horizonte Y lo abre […]



A cristo crucificado

Tú me ofreces la vida con tu muerte y esa vida sin Ti yo no la quiero; porque lo que yo espero, y desespero, es […]



Epílogo de doble estío

I Este callado arder de oculto fuego En que, soñando, el alma se ensimisma, Es cenicienta, remansada lumbre, O llama que me punza y me […]



La vida es nuestra pasión

LA vida es nuestra pasión. La verdad, nuestra razón. (Cuando de verdad queremos? lo que de vida soñamos – La verdad, la padecemos, ?la vida, […]



Como quien oye llover

COMO quien oye llover Te pido que oigas mis versos: Con atención tan profunda Como se escucha el silencio. Como se escucha a los árboles […]



La noche y el día (i)

A Delia, bailarina oscura La música traiciona el sentimiento, Delia, en tus ojos, tan divinamente que hacen su noche oscura transparente de sobrenatural entendimiento. Los […]



La vejez es una máscara

LA vejez es una máscara: Si te la quitas, descubres El rostro infantil del alma. La niñez te va siguiendo Durante toda la vida. Pero […]



Agua

AGUA sólo es el mar; agua es el río, Agua el torrente, y agua el arroyuelo. Pero la voz que en ellos habla y canta […]



Europa

EUROPA no habla griego, que habla gringo Creyendo que está hablando el europeo: Babélico balido y balbuceo Que se americaniza de vikingo. Nunca soñó un […]



PÓnme

PÓNME tus manos en los ojos Para guiarme como a un ciego Por el fantasmal laberinto De mi oscuridad y mi silencio. Igual que cuando […]