Híspido, pero con mil alambres

Híspido, pero con mil alambres; ¡qué tensión en la pólvora!
Mi altura de ceño y sello.
Mi cigarra en el crepúsculo, mi picaflor en los visillos.
Mi áspid en el tatuaje.
Mi desvelo en la casa de nadie.


Poema Híspido, pero con mil alambres - Juan Sánchez Peláez