Escrito en la pared del siglo

Qué esfuerzo el de la tibia por alcanzar al pájaro,
El del vaso por contener el alba,
El del caballo por ser mariposa.
Qué dolor el del que da de beber a su propia sombra,
El del que siempre anda descalzo sobre las brasas.
Qué número el uno irremediable,
Qué desnudez la del que nunca anduvo desnudo,
La del que llora al borde del pañuelo
Su hartazgo de dioses y su hambre de alimento.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema Escrito en la pared del siglo - Carlos Barbarito