Entre

ENTRE la costumbre del suelo y el destino de tu mirada

Un dudoso pájaro de fiebre tramita dos o tres colores

Ante el peligro de que de pronto despliegue el pensamiento

Las anémonas suficientes para paralizar las fábricas

Es la ciudad donde la lluvia instala su conflicto sentimental

Agregando un poco de azar a sus espuelas

A pesar de la guardia montada en los ojos de los astrónomos

La ternura menor de los taxis consume y disgrega toda tentativa celeste

Es la ciudad mientras tu corazón es como un bosque

En que el tiempo adelanta sus dedos crédulos

En que tu corazón extraviado entre los días ablanda la tierra de tu carne

De tu carne que castigada por el rigor del sueño se hace espejo

Los campos llegan tarde a nuestros pies y al cielo nuestras cabezas

Y por esta poca tierra que acosa al atardecer tu corazón

Haciendo breves duchas de muerte contra el color con que cubres las flores

Yo te siento morir estrangulada por los círculos terrestres

Es la ciudad pero tú no me creas Mi carácter no verterá silencios

Pero transpira cómodamente animales domésticos y entreacto

Si mañana el arco iris reúne sus huestes para atraer los viejos minerales

Sálvate tú ofuscando con bruma de tu pecho las ciudades y las rosas



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema Entre - Luis Álvarez Piñer