Encontróse un bandolero

Encontróse un bandolero
Con cierto escribano un día,
Y quitándose el sombrero
Le hizo a aquél su cortesía:
El escribano dio indicio
De que extrañaba el halago;
Mas el otro dijo: “lo hago
Porque somos de un oficio”.


Poema Encontróse un bandolero - Manuel de Zequeira Arango