El sueño de antiope

Sueño que vienes

A quererme, lento, y delicadamente

Separas mis piernas con tu pezuña izquierda.

Me despierta el cabello de tus muslos

(la explosión del volcán

Que has despertado con tu lengua).

Te pido por favor que no te vayas nunca

Y que no pares, ahora, de moverte, hombre.

Sueño que sueño

Cabalgando en tu sueño

Y que tus dientes

Me despiertan del mío

Y que tu vello

Me hace cosquillas en el vientre

Y que no puedo

Interrumpir mi baile

Al son de tus caderas, mujer.


Poema El sueño de antiope - Antonio Fernández Lera