El pulso de tu sangre

Cuando el manto de la noche
Nos llena de estrellas los ojos, siento
La dulce bestia de tu corazón,
Golpeando apenas mi hombro.
Con dedos furtivos, como viento, aparto tu collar de jade oscuro,
Tu cabellera lenta como un río negro,
Y en esa oscuridad dorada
Quisiera encender, para ti, palabras cual brasas,
En esas lenguas extrañas del Sur.
Amo el pulso de tu sangre
Bajo mi temblor.
En la ebriedad de los sentidos
Somos dos animales desordenando el rocío.



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema El pulso de tu sangre - Javier Alas