Donde andas padre

hace tiempo no te dejas ver
no contestas mis mensajes

nadie habla por ti en esta patria mía
nadie da razón del paradero de la verdad
el amor es un cadáver seco
abandonado en la puerta de mi casa
la tierra prometida
ya no figura en ningún mapa

te he llamado mil veces
desde el pavor de mis noches
de rodillas
a gritos

si estás enfermo o muriendo
en algún recodo olvidado del paraíso

quiero que sepas
que no he podido matarte en mi alma
y te espero con rabia
como una hija bastarda
a la que solo le queda en el mundo
el nudo ciego de tu nombre
atado a la garganta


Poema Donde andas padre - Marta Sepúlveda Góngora