Dialoguillo de otoño

¡Oh qué tarde
para irse en avión,
en volandas,
por el aire!

Anda,
amor.

-¿Pero qué sabes tú
de volar, corazón?

-Nada,
amor.

El viento fue
quien movió los faralaes
de tu traje,
silbándome la canción:

¡Oh qué tarde
para irse en avión,
en volandas,
por el aire!


Poema Dialoguillo de otoño - Rafael Alberti