Detalle

Tan tuyo es tu reír que no empalaga.
Tan tuyo es tu mirar que no acoquina.
Puedes ser novedosa en tu rutina
Y a un tiempo vas delante y a la zaga.
Contraste de tu mano simple y maga.
Diferencia de un ala que camina.
Eres la pasajera, la inquilina
De un velero de amor que no naufraga
Eres… yo ya ni sé lo que tú eres.
Más mujer entre todas las mujeres.
Techo, pared, decoración y alfombra.
En el teclado azul de las estrellas,
Tan personal en mí, como mis huellas.
Tan personal en mí, como mi sombra.


Poema Detalle - Luis Mario