Cuento sin final feliz

Ay amor y esta es la hora…
En que tu rostro comienza a hacerse débil
Y mi memoria está cada vez más vacía de tí
Roque Dalton

Hacia mí te trajeron
Relámpagos y lluvias
Hacia tì me llevaron
Mis pasos
Y fuimos entonces
Poseedores de todos los dones.
Desafiando estadísticas
Días, meses, años permanecimos
Poblados de magia y melodías.
Pero
Como siempre, o como casi siempre
Sucede en nuestros pueblos
La política multiplicó ausencias
Y aún más carencias.
La lluvia de mayo
Llegó hasta septiembre
Con plazas vacías.
Las rutas alternas no nos resultaron.
Entonces
Por todas esas cosas
Absurdas de la vida
Brindamos con tristeza
Elevando la copa de la felicidad negada.
Pero
Cuando nos encontramos
Sin poder evitarlo
Jirones de nostalgia
Asoman por los ojos
Agitados ríos nos recorren.
Culpabilidades mutuas,
Algo parecido al amor
Por los poros se sale
Y estamos tan lejos
De los cielos y los sueños.
***
Necesito lavarme
Restregarme
Limpiarme
Desollarme
Decirle al corazón
Que no palpite por vos,
Ponerle una mecha
Con el vino de los locos
Hacerle una incisión
Extraerte tumor benigno
Que me daña
Cuerpo extraño
Que me posee.
Rellenarlo
Con torundas de manos
Abrazos, sexo sí es preciso
Pero me es urgente y necesario
Desterrarte
Curarme de vos
Que estás dormido
Sin escuchar cuando te hablo
Sin enterarte
Cuanto te amo


Poema Cuento sin final feliz - Marisol Briones