Cuatro décimas fértiles para tu seno

Yo te encuentro en la figura
de la música, en el vino
en la fiebre del camino
que se angosta en la espesura
en la aparente lisura
del cristal cuando retoma
pausas de mundo, en la loma
que resta monotonías
al horizonte, a los días
y al rumbo de la paloma.
Y abundas como clarines
en cada trino, en la fuente
en el beso de repente
y el hueso de los jazmines
Aromas en los confines
la dimensión amorosa
que recita en vaporosa
aurora tu verso claro
eco, simiente y disparo
revelador de una Diosa.
Te hallo crecida en ramas
en las arcas del abrazo
cuando tus ojos acaso
como si fueran de llamas
en cada asunto que amas
desgranan fiesta, dulzura
que en tus labios de miel pura
surten efecto de mito
como sabor de infinito
renaciéndome en la altura.
De tal suerte no hay tesoro
mayor que tenerte en mí
voluntad de colibrí
humana esencia del oro.
Que si en rimas te enamoro
de arboladura sencilla
son vocación de semilla
para tu seno en barbecho
lado Norte de mi pecho
tu surco de maravilla.


Poema Cuatro décimas fértiles para tu seno - Pastor José Aguiar