Ciego y a tientas

si tú supieras lo que es cruzar
Ciego y a tientas los inmensos
Territorios de silencio y de soledad
Por las noches sin luna y sin barandas
Mordiendo los ojos con los párpados
Apretados de fervor sin fe
Y las manos cerradas sobre el lugar
Que dejaron las tuyas
Y el nombre tuyo dicho a veces
Ronca e inconscientemente
Como si susurrara

“dios mío”


Poema Ciego y a tientas - Jorge Lemoine y Bosshardt