Ayes

Ay de la tormenta que naufraga en nuestras venas
Yendo por la deriva de la vida
Buscando sin brújulas ni velas,
Una isla donde encalle la agonía
Donde recobre fuerzas nuestro paso
Y se alce altivo a la conquista de la felicidad.


Poema Ayes - Amilcar Colocho