Años de infancia

Alegro, obscuridad, declaración del maullido.

Las bocas sedientas toman mate en bacinillas.

Crecer, esa luna de cerdo que corrompe los
filamentos del potrero.

Amar o no amar, la lengua de Goya cohíbe a
los infieles.
(Los zaguanes de barrio representan
la encarnación de lo vedado.)

Esquirlas, orfandad, difamación del centinela.

Las muñecas de porcelana nunca usaron
colorete.

Viajamos arrodillados en el riñón del aguatero
Con la coraza invertida en los años de infancia.


Poema Años de infancia - Luis Raúl Calvo