Anima loquens

¡Oh, Señor! Yo en tu Cristo busqué un esposo que
Me quisiera;
Le ofrendé mis quince años, mi sexo núbil; violó mi
Boca,
Y por Él ha quedado mi faz de nácar como la cera,
Mostrando palideces de viejo cirio bajo mi toca.
¡Mas Satán me persigue y es muy hermoso! Viene
De fuera
Y ofreciéndome el cáliz de la ignominia, me vuelve
Loca…
¡Oh, Señor!, no permitas que bese impío mi faz de
Cera,
Que muestra palideces de viejo cirio bajo mi toca…
Ya en las sombras del coro cantar no puede mi voz
Austera
Los litúrgicos salmos, mi alma está estéril como una
Roca;
Mi virtud agoniza, mi fe sucumbe, Satán espera…
¡Oh, Señor!, no permitas que bese impío mi faz de
Cera,
Que muestra palidez de viejo cirio bajo mi toca!


Poema Anima loquens - Amado Nervo