Adan y eva

En el país de los igorrotes
(PROYECTO DE LEYENDA)
EI ángel de la espada de fuego, el Paraíso
Cerró. “Tenéis, decía, por vuestra la montaña.”
Y os dio la inexorable ley que dictar Dios quiso:
La vergüenza, el trabajo y el dolor de la entraña.
Eva en colores vivos su desnudez encierra.
Más lento, Adán, el torso cubre con telas rudas.
Pero apremiaba el ángel, y Adán se echó a la tierra
Con las piernas desnudas.


Poema Adan y eva - Enrique Díez-canedo