A una persona que se preciaba de platónica

Gala, no alegues a Platón o alega
Algo más corporal lo que alegares,
Que esos cómplices tuyos son vulgares
Y escuchan mal la sutileza griega.

Desnudo al sol y al látigo navega
Más de un amante tuyo en ambos mares
Que te sabe los íntimos lunares
Y quizá es tan honrado que lo niega.

Y tú, en la metafísica elevada,
Dices que unir las almas es tu intento,
Ruda y sencilla en inferiores cosas;

Pues yo sé que Apuleyo más te agrada
Cuando rebuzna en forma de jumento
Que en la que se quedó comiendo rosas.



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema A una persona que se preciaba de platónica - Bartolomé Leonardo de Argensola