A marcel schwob

Ese espléndido encaje de terrores lujosos,

Esa trágica risa que viste en los días

Sobre hombres y cosas, no abandonó

El mundo contigo, Marcel Schwob.

Evocarte es una tarde en tus libros, mía,

Y una noche de escritorio, tuya:

El tiempo, que es el mismo, confunde oscuridades.

Nadie descubre nada, tan sólo desentierra

Secretos olvidados, verdades descartadas.

¿Ves? Esta es la mujer que amo:

No ha leído tu Monelle que es su hermana,

No conoce tus Vidas y como la de todos,

La suya es imaginaria.

Sus horas completan mis tardes, tus palabras.

Entre nosotros tres hemos pactado:

Ninguno sabe qué, cómo ni cuándo.



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema A marcel schwob - Luis Benítez