A la muerte del excelente actor isidoro maiquez

Tú solo el arte adivinar supiste
Que los afectos acalora y calma:
Tú la virtud robustecer del alma,
Que al oro, al hierro, a la opresión resiste.

Inimitable actor, que mereciste
Entre los tuyos la primera palma,
Y amigo, alumno, y émulo de Talma,
La admiración del mundo dividiste.

¿A quién dejaste sucesor muriendo?
¿De quién ha de esperar igual decoro
La escena, que te pierde, y abandonas?

Así dijo Melpóneme, y vertiendo
Lágrimas, en la tumba de Isidoro
Cetros depone y púrpura y coronas.


Poema A la muerte del excelente actor isidoro maiquez - Leandro Fernández de Moratín