A doña l. g. c

Premiada en Madrid con una corona de flores por sus
Adelantamientos en la botánica

Esa guirnalda que enlazó a tu frente,
Premio de docto afán, la linda Flora;
De aplauso no mortal merecedora
Te anuncia, a la futura hispana gente.

Lauros le den al adalid valiente,
Que al golpe de su espada vengadora
Triunfa; y su esfuerzo y sus hazañas llora
La humanidad, si el lloro se consiente.

En tanto que a merced de la fortuna,
Cercados de amenazas y temores,
Los reyes ciñen sus coronas de oro.

No la que obtienes hoy cede a ninguna:
Preciala en mucho, y tus humildes flores
Al suelo patrio añadirán decoro.


Poema A doña l. g. c - Leandro Fernández de Moratín