Un día

Un día. Sólo un día. Casi nada.
Un montón ordenado de minutos,
Un simple recorrido
Por la redonda senda
Estelada de números y dudas.
Una pizca en el torrente
Voraz del universo.
Una huella en la niebla,
Un humo que se marcha,
Un vuelo ya olvidado
De aquel insecto mínimo
Cuyo nombre jamás preguntaremos.
Y sin embargo, siempre, nuestra vida,
Acaba siendo un día, sólo un día,
Un día irrepetible ocupando su centro
Y una serie de años sin sentido
Sirviendo de ropaje a su memoria.
Es aquel claro día
En el que amanecemos al asombro,
Porque todo es verdad a nuestro paso,
Y sin ira miramos el espejo,
Y por primera vez nos descubrimos
Como queremos ser:
Indemnes,
plenos,
limpios,
libres,
nuestros.


Poema Un día - Antonio Porpetta