Siquiera este refugio (vi)

Hay un camino fugaz en cada página, una palabra inaugural, un acorde medido, casi inaudible, que subraya el ritmo de los días y se adentra en ti y te sostiene. Y hay otras palabras – escribió Cesariny – que nos suben ilegibles a la boca, palabras imposibles de escribir, palabras maternales, soledad deshecha.


Poema Siquiera este refugio (vi) - Angel Campos Pámpano