Sierra de cÓrdoba

El olvido no existe. La belleza
Se añora sin cesar y se persigue:
Memoria y profecía de sí misma.
La belleza es un sino, lo mismo que la muerte.
Teníamos once años,
Y la palabra abril significaba
Igual para los dos…

Puede el amante
Dejar de amar, pero, ay, amará siempre
El tiempo en el que amó:
Cuando, al amanecer,
Cabía el mundo entero
Dentro de una mirada;
Cuando rompió a cantar
Lo que no se sentía con fuerza de decir.


Poema Sierra de cÓrdoba - Antonio Gala