Milagro

El espacio entre los dos resbaló como harina entre los dedos. Ya sólo en el mundo un lugar habitado -tú y yo. Tu cuerpo refugiado […]



Prolongación de la noche

No me niegues que a veces, al despertar, quisieras refugiarte nuevamente debajo de mis manos, quedarte quietecita, apenas respirando, convertida en la misma huella de […]



Dulce rapiña

Eres un sarcófago viviente, sepulcro que en la oscuridad abre sus ramos lechosos, agitas tus remos y crujes devorando mi carne y mis huesos. Fuera […]