El verano siguiente

Ingrávido de materia sutil el aire en espiral se inclina – oído por la suerte. Y antes de respirarte sube el musgo arrancado a los […]