Replica

Envejecer es tarea desagradable, no lo niego.
Rodeado de objetos comunes, vajillas plásticas,
Cornamentas colgando en el vestíbulo,
Trajes tenuemente coloreados por el tiempo
Y un reloj reluciente, señalando el paso.
Envejecer puede ser oficio digno
Cuando se tiene cerca la mano de la muerte
Y se aprende a ser su amigo y nunca el adversario.
Es importante amar para saber envejecer.
En singular, o en plural, la vida adquiere
Un tono diferente.
Se vive para morir, abierta la sonrisa.
Como si la muerte fuera una mariposa
Y el seguir erguido, entre la muchedumbre,
El dulce oficio de saberse eterno
Bajo el rocío de la mañana.


Poema Replica - Alfonso Chase